El sistema de transporte y los impactos en la salud – Parte 3: Ruido y actividad física

El ruido es otra fuente relevante de problemas de salud. El tráfico automotor representa el 80% de las fuentes de ruido. Existe amplia evidencia científica donde se confirma el ruido como factor de riesgo para diferentes patologías. Entre ellas se encuentran perturbaciones del sueño, efectos cardiovasulares, afectaciones al sistema inmune, efectos sobre el rendimiento, efectos en fetos y niños recién nacidos, accidentes y efectos en la salud mental (OSMAN, 2010). Se estima que en ciudades europeas, el ruido genera costos económicos en salud del orden de 0.5% del PIB (EMBARQ, 2011).

Tomado de: Ambientus, 2015. Un enemigo “silencioso”: la contaminación visual y auditiva. Disponible en: http://www.ambientus.com.ar/un-enemigo-silencioso-la-contaminacion-visual-y-auditiva/. Acceso 29-06-17

Por último, debe mencionarse uno de los más evidentes problemas en la salud generados por el modelo de movilidad: la falta de actividad física. Esta es la principal causa de muertes por enfermedades no transmisibles, asociadas a la obesidad y las enfermedades cardiovasculares. Se calcula que cada año mueren de forma prematura 3.2 millones de personas como consecuencia de inactividad física, generada parcialmente por la movilidad motorizada que reduce las oportunidades de caminar y desplazarse en bicicleta (EMBARQ, 2011).

Todo lo mencionado justifica el acuerdo mundial sobre la necesidad de transitar hacia modos de transporte saludables. Es en este contexto que se presenta la tecnología PAS, que no genera contaminantes locales, no produce ruidos significativos, estimula el ejercicio moderado y por tanto favorece la salud respiratoria, cardiovascular, inmunológica y mental. También es una potencial alternativa para la reducción de la accidentalidad tanto de forma directa, por el límite de velocidad de 25 km, como de forma indirecta en la medida que reemplace los desplazamientos en auto y moto, y por tanto evite la accidentalidad con los actores más vulnerables de la movilidad. Este tipo de tecnología puede ser un elemento de articulación con un nuevo paradigma de salud pública, que avance hacia estrategias de salud preventivas, superando las costosas políticas correctivas. Esto hace parte de la construcción de una ciudad saludable y sostenible.

Etiquetas: , , ,

No Comments

Leave a Reply