Adaptado de: CAF, 2016. Observatorio de Movilidad Urbana. CAF: Caracas.

En América Latina la mayor parte del tiempo de los desplazamientos es consumido por el uso del transporte colectivo (58%). Esto se muestra en las tendencias de la gráfica del Observatorio Mundial de Movilidad, donde se registran las porciones de tiempo recorridas según el modo de transporte para algunas ciudades de la región (CAF, 2016). Para Montevideo, los tiempos promedio de viajes oscilan entre 21,5 min en taxi, hasta los 35,7 min en omnibus. Sin embargo este tiempo sin un parámetro de referencia continúa limitando el análisis sobre tiempo y movilidad.

Un dato importante para tener en cuenta es que la mayoría de las encuestas de movilidad, fuente de estas estadísticas, no consideran el tiempo en los tramos de acceso a los vehículos, ni los tiempos de espera en el transporte público. Esto hace que los tiempos, principalmente para el Omnibus, sean relativos y oculten perdidas significativas que terminan impactando en la calidad  devida de los usuarios.

Con esta salvedad, un ejercicio apropiado para evaluar la eficiencia de los modos de transporte es el llamado desafío intermodal, realizado en Montevideo por primera vez en el 2014 por colectivos Probici y el apoyo de la UdelaR (Unibici, LB, & ANII, 2014b). El desafío tuvo como objetivo determinar cual era el medio de transporte más eficiente para desplazarse en horarios pico en algunos trayectos típicos de la ciudad. Según los realizadores la propuesta consistió en la realización de tres recorridos urbanos prefijados utilizando cuatro modos de transporte diferentes: ómnibus, auto, moto y bicicleta.

Tomado de: UNIBICI / Liberá Tu Bicicleta, 2014. Desafío intermodal Montevideo/2014. Disponible en: www.unibici.edu.uy. Acceso:14-04-17

Lo interesante de esta propuesta es que se establece un patrón de comparación con una longitud aproximada de 7 km cada uno, con recorridos representativos de la movilidad de los ciudadanos (Unibici, LB, & ANII, 2014a). Con 27 min, la bicicleta fue más rápida que el auto (34′) y que el transporte colectivo (39′). Esto significa velocidades promedio de 15,56 km/h para la bicicleta, 12,5 km/h para el auto y 10,8 km/h para el ómnibus. Estos datos, mucho más ajustados a la realidad y a parámetros de comparación que las gráficas, muestran la eficiencia y la necesidad de fomentar la bicicleta como medio de transporte.

El ejercicio del desafío intermodal es una confirmación de las tendencias de la movilidad urbana donde las velocidades promedio de viaje están disminuyendo, y por lo tanto aumentando los tiempos de desplazamiento. Según datos de 2011 de la Comisión Andina de Fomento (CAF, 2011) la velocidad promedio en los corredores de transporte público en Montevideo era de 16 km/h. Haciendo una rápida comparación con los resultados del desafío intermodal, se evidencia que para el transporte colectivo en Montevido hubo una reducción de casi 5,2 km/h en 3 años. Esto sin realizar recortes sectoriales, como los desplazamientos en el centro de la ciudad, donde se registró una reducción de la velocidad de entre 6 y 8 km/h (CAF, 2011). En ciudades como Sao Paulo o ciudad de México, en un día hábil se circula entre 8 y 15 km/h. Algunas investigaciones en México, muestran que el 20% de los trabajadores consume más de 3 horas en los desplazamientos diarios al trabajo, y aproximadamente 10% utiliza más de 5 horas (Mollinedo, 2006).

Continúa con la Parte 2

Leave a Reply