La configuración de las ciudades está generando un aumento en las distancias que separan las distintas actividades económicas con las actividades sociales. Es decir que cada vez habrá más desplazamientos desde la periferia hacia el centro de la ciudad. Por supuesto, esto generará más congestión vehicular, reducción en las velocidades de desplazamiento, perdida de tiempo y deterioro de la calidad de vida de las personas. Estos fenómenos resultan tan paradójicos como preocupantes. Estudios sociales de movilidad urbana afirman que gran parte del tiempo ganado por el proceso histórico de disminución de la jornada laboral se está dedicando a los desplazamientos (Mollinedo, 2006).

Ecomoving UruguayOtro ejemplo de las paradojas de la movilidad se muestra en megalópolis como la ciudad de Sao Paulo. Las medidas de reducción del límite de velocidad por autopistas, de 90 km/hr para 70 km/hr, aumentaron el promedio de velocidad de circulación de los vehículos. Esto se explica porque la reducción de la velocidad, disminuyó la accidentalidad y por tanto las perdidas de tiempo en el tráfico. El tiempo perdido significa un sacrificio de tiempo de descanso, de tiempo para fortalecer vínculos sociales o de trabajo remunerado. El tiempo es un elemento indispensable para el desarrollo humano, es indivisible, no es acumulable ni recuperable. La perdida de tiempo significa literalmente perdida de vida.

Como lo seña la ONU (PNUD, 2013) la movilidad es una condición necesaria para ejercer la ciudadanía. El derecho al trabajo, a la educación, al ocio, etc, implican el derecho a la movilidad. Por lo tanto cuanto mayor sea el tiempo de desplazamientos, menores serán las oportunidades de alcanzar la precondición para ejercer otros derechos. En este contexto la tecnología PAS permitiría optimizar la gestión del tiempo, ya que la característica de minimización del esfuerzo, permitiría incorporarla en los desplazamientos cotidianos como un modo de transporte unipersonal de alta eficiencia. Esta tecnología devuelve el control del tiempo invertido para movilizarse, evitando el tránsito, reduciendo la presión en el uso del espacio, posibilitando desplazamientos más rápidos y motivando que cada vez más personas asuman la bicicleta como un medio de transporte.

Leave a Reply